Las fábricas ya están en marcha y los mantecados y polvorones de Estepa ya comienzan a ver la luz. Aunque mantienen las medidas de seguridad implantadas en 2020, sus trabajadores ya están vacunados y los empresarios esperanzados.

El pleno empleo también es un objetivo que quieren volver a conseguir en este 2021. Porque, aunque 2020 fue positivo en cuanto al empleo generado, no se llegó a las cifras de años anteriores, debido a la Covid19.

Sus plantillas están formadas en un 85% por mujeres

Aunque las circunstancias han sido terribles, la pandemia ha traído también algún dato positivo, como la digitalización de sus empresas. Prácticamente todas han creado tiendas online donde venden sus productos a nivel global.

Desde Estepa confían en la relajación de restricciones y en que se permita la movilidad, que el año pasado no se dio, para recuperar las visitas a sus fábricas y tiendas.  Unas visitas que inciden también en el desarrollo económico local a través del turismo que generan en Estepa. Además, se trabaja junto al Ayuntamiento del lugar para conseguir el reconocimiento, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, del olor que se produce al inicio de su campaña de Mantecados y Polvorones de Estepa.

Las actividades de promoción y difusión que organiza este Consejo habitualmente, también se recuperarán, por lo que volverán a estar presentes en espacios y eventos. Además de continuar con el apoyo social y a efemérides culturales o patrimoniales, para lo que están creando unos nuevos estuches promocionales

La apuesta por la calidad es una constante en el sector, así que además de la doble IGP europea, están en trámite para conseguir la ENAC, que permitirá generar aún mayor confianza sobre la calidad de los productos de sus empresas amparadas a nivel internacional.

Esto posibilitará, además, la apertura a nuevos mercados y facilitará el acceso a compras públicas para las empresas amparadas.