AMDPress.- El Laboratorio de Referencia Nacional para la peste porcina clásica ha confirmado los dos últimos casos detectados en la comarca de Osona, pertenecientes a dos explotaciones situadas en los municipios de Calldetenes -2.400 cabezas- y Folgueroles -6.750 animales-.

De este modo, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat de Cataluña (DARP) ha decidido iniciar el sacrificio de animales existentes en el radio de un kilómetro en torno a ambos focos. Hasta la fecha, entre los animales localizados en el primer foco de Calldetenes y los de las explotaciones incluidas en el radio de 1 kilómetro, se han sacrificado un total de 14.287 animales.

Por otra parte, y a raíz del rebrote de la PPC, el Gobierno catalán ha decidido implantar un sistema informático que vendrá a sustituir a las actuales autoguías de transporte de ganado porcino, con el objetivo de evitar nuevas crisis sanitarias, ya que a través de dicho sistema la Administración podrá intervenir en cualquier momento.