La Plataforma del Congelado, formada por Angulas Aguinaga, Campos, Carpisa, Dr. Oetker, Findus y La Cocinera y Pescanova y coordinada por Aecoc, ha presentado, en un evento virtual con prensa, los datos sobre la evolución del sector y las tendencias de consumo en España.

El congelado es ya un producto presente en la mayoría de los hogares españoles. Con casi un 99% de penetración, su consumo ha crecido un 16% en el último lustro. Según el panel de hogares de Nielsen, los congelados son una de las categorías de alimentos más comunes en la cesta de la compra de las familias españolas, con una media de gasto anual de 155 euros por hogar.  

En los últimos meses, el congelado ha experimentado un notable crecimiento. Según los últimos datos de la consultora IRI, a cierre de agosto y cogiendo el último año (TAM), los productos congelados suponen una venta de 3.385 millones de euros de ventas en valor (un 12,12% sobre total Alimentación). Además, la categoría de congelados registra un crecimiento del +10,8% (por encima del crecimiento de Total Alimentación, que es del 7,5%).

Los retos de futuro del sector del congelado según ha expresado Belén Lerma son “seguir luchando para tener un consumidor cada vez más experto (bien informado) porque estamos ante un producto de calidad que aún vemos con potencial para seguir creciendo y seguir avanzando al ritmo que la tecnología nos permita para desarrollar nuevos productos que sigan satisfaciendo al consumidor”

Según ha destacado en la presentación Belén Lerma, portavoz de la Plataforma del Congelado, "a raíz de la actual crisis sanitaria, el consumidor busca los cinco atributos que los productos congelados ofrecen: seguridad, salud, sostenibilidad, conveniencia y calidad".  Lerma también ha explicado los cambios en el comportamiento del consumidor a la hora de hacer la compra tras la crisis sanitaria.

Según datos de Aecoc ShopperView, un 71% de los consumidores declara que intenta hacer la compra más deprisa y así evitar la exposición, lo que también implica una mayor planificación. Igualmente, la compra online en alimentación ha llegado para quedarse ya que uno de cada cuatro consumidores afirma que seguirán usando este canal para realizar sus compras. Mientras, casi un 80% opina que es importante que los puntos de venta cumplan con las medidas de seguridad hasta que haya una vacuna. Además, Lerma ha señalado que al estar más tiempo en casa el consumidor vigila más lo que consume haciendo especial foco en productos saludables. De hecho, un 35% de los encuestados afirma que han elegido productos que mejoren sus sistemas inmunológicos.

Los retos de futuro del sector del congelado según ha concluido Belén Lerma son: “seguir luchando para tener un consumidor cada vez más experto (bien informado) porque estamos ante un producto de calidad que aún vemos con potencial para seguir creciendo y seguir avanzando al ritmo que la tecnología nos permita para desarrollar nuevos productos que sigan satisfaciendo al consumidor”.