AMDPress.- El grupo orensano Coren ha invertido 30 millones de euros en su nueva planta de alimentación animal, ubicada en el polígono industrial de Bonxe, en Outeiro de Rei (Lugo). Estas instalaciones tienen una capacidad de producción superior a 360.000 toneladas al año. La cooperativa alimentaria gallega dispone de cuatro plantas de piensos, de las que tres se encuentran en Lugo y una, en la provincia de Orense, con unas posibilidades de producción conjuntas de 1.000 millones de kilos anuales.

Coren ha dotado a la nueva fábrica de piensos de tecnología para la preservación del medioambiente, la garantía de trazabilidad, la seguridad alimentaria y la prevención de riesgos laborales. De igual forma, cuenta con un proceso robotizado desde la recepción de materias primas hasta el producto terminado, para lo que dispone de 54 silos, con una capacidad de 4.500 metros cúbicos. Además, la planta tiene dos líneas de envasado y una para la producción de piensos medicados, así como un equipo de tratamiento térmico de harinas.

El grupo alimentario Coren alcanzó una facturación de 732 millones de euros en 2001, un 20% más que en el ejercicio anterior; mientras que el beneficio creció un 34%, hasta 25 millones.