AMDPress.- La Conferencia española de Consejos Reguladores, tras estudiar el anteproyecto de la Ley de la viña y el Vino de Castilla-La Mancha aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades, ha criticado varios de los aspectos que recoge la futura ley.

Entre las críticas destaca que el modelo propuesto se aleja del sistema que establece el borrador de la Ley nacional y de otras leyes autonómicas, además de introducir una regulación distinta y contraria a la homogeneidad que debería acompañar a iguales productos de un mismo país.

Las mayores discrepancias surgen en torno a las reducidas competencias que se reservan a los Consejos Reguladores de Castilla-La Mancha, lo que les situaría en desventaja respecto a los consejos de otras comunidades autónomas, lo que ha llevado a la Asamblea a rechazar este Anteproyecto.