Aral Digital.- Cuatro fondos de inversión están interesados en adquirir los derechos del pleito por el justiprecio de la antigua Rumasa. Este interés mostrado por estos “importantes” fondos de inversión se produce como “consecuencia de la penalización que el Gobierno pretende imponer por el excesivo retraso en la resolución de algunos pleitos”, según indican desde Nueva Rumasa. La familia Ruíz-Mateos no tenía pensado vender estos derechos litigiosos, sin embargo “estudiará las propuestas recibidas”.

En la actualidad, el proceso se encuentra en fase de retasación de los activos, estando el primer litigio tan sólo a falta de votación y fallo en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, después de 27 años de tramitación. El importe que alcanzan las demandas superan los 18.000 millones de euros.

La familia Ruíz-Mateos tiene previsto destinar la cantidad que obtenga a inversiones “en empresas productivas, que no especulativas, en el mercado español”, con el objetivo de generar nuevos puestos de trabajo y “aliviar la grave crisis económica que atraviesa España”.

Por otro lado, Nueva Rumasa -que hace unas semanas planteaba una alianza con SOS- ha confirmado “su interés” por la compra del grupo alimentario, que daría lugar a la formación de uno de los grupos empresariales de alimentación más grandes del país, tanto en volumen de facturación como en referencias y con amplia internacional. Nueva Rumasa asegura que “cuenta con un plan de negocio viable y sostenible para salvar la compañía” y está convencida de que con esta compra incrementará “de manera notable” el valor de SOS en Bolsa.