AMDPress.- El grupo cervecero Damm ha anunciado su intención de seguir creciendo en el sector de bebidas embotelladas, aunque la posibilidad de nuevas compras se realizaría “siempre que las oportunidades que aparezcan resulten rentables para el conjunto de la sociedad”, según explicó ayer, 28 de mayo, su presidente Demetrio Carceller durante la junta de accionistas.

Además, la compañía aprobó la ampliación de capital no dineraria de 1,17 millones de euros para hacer frente al intercambio de acciones con Estrella Levante, mediante el que aumentará su participación en la firma murciana hasta el 100%. De igual forma, los accionistas minoritarios de Estrella Levante pasarán a controlar el 3% del capital del grupo catalán. Asimismo, se aprobó la fusión por absorción de la filial La Moravia, con efectos contables a partir del 1 de enero de 2003 (Ver ARAL Digital número 720).

Por otro lado, la junta acordó la reducción de 8 a 7 consejeros, decisión en la que el grupo Interbrew, que recientemente compró el 12% de las acciones de Damm a Danone, se abstuvo. A este respecto, Carceller explicó que el grupo cervecero belga no ha solicitado formalmente entrar en el consejo de administración.

En relación a los resultados del pasado año (Ver ARAL Digital número 687), Damm ha subrayado los incrementos del 5% de la producción y del 13% de la facturación en relación con el año anterior, en los que ha influido la incorporación de nuevas marcas como Keler y Estrella del Sur. En el lado opuesto, el resultado consolidado fue 6,8 puntos inferior al del ejercicio precedente, debido a las cargas financieras de los procesos de externalización de los fondos de pensiones y las dotaciones de los fondos de comercio de las sociedades adquiridas.

En cualquier caso, Damm ha destacado el crecimiento por encima de la media del sector cervecero. Según los datos de la compañía, los 19 centros productivos de cerveza del territorio nacional produjeron 27,86 millones de hectolitros en 2002, con un incremento del 0,43% respecto al ejercicio anterior. Dentro de este total, las cervezas normal, especial y extra fueron las más vendidas, con una cuota del 83%. Por su parte, las “sin alcohol” aumentaron un 4% su comercialización hasta suponer el 7,74% del total; mientras que las de bajo contenido alcohólico alcanzaron una participación del 17% de las ventas.

Por otro lado, el Grupo Damm continúa perfilando un nuevo esquema organizativo para adecuarse a su tamaño tras las últimas adquisiciones realizadas. Dentro del sector de bebidas embotelladas, el grupo cuenta con participaciones en el sector de aguas envasadas, a través de las sociedades Aguas de San Martín de Veri y Gestión Fuente Liviana, adquirida en 2001. Además, controla la fábrica de refrescos de la firma Font Salem. De esta manera, Damm alcanzó durante el pasado año un volumen de casi 10 millones de hectolitros de cervezas, refrescos y aguas.