El consejo de administración de Damm ha decidido renunciar a la posibilidad de presentar un recurso ante el Tribunal Supremo, y acatar la sentencia de la Audiencia de Cuenca que anula su acuerdo de compra del 66,67% de Aguas de Solan de Cabras, que estableció en agosto de 1999 con las familias García Salmerón y Sanz Gallego.

Por tanto, la familia Del Pozo, propietarios del otro tercio de la compañía de aguas de bebidas envasadas, tiene vía libre para hacerse con el 100% del capital.