La multinacional alimentaria Danone ha confirmado la puesta en marcha de un plan de reestructuración para reducir costes y mejorar la competitividad de su negocio galletero, que ya fue en parte adelantado por el diario galo Le Monde el pasado mes de enero. Este plan oficial presentado por la compañía, que supondrá una provisión de 240 millones de euros (unos 39.932 millones de pesetas), conllevará el cierre de seis fábricas de galletas y la supresión de 1.800 empleos, el 12% de la plantilla actual del negocio galletero europeo. El grupo que preside Frank Ribout cerrará dos centros de producción de galletas Lu en Francia, situados en Calais y Evry, y otros cuatro, situados en Beveren (Bélgica), Dordrecht (Holanda), Locate (Italia) y Gyor (Hungría).