Aral Digital.- Danone destina entre el 4 y el 10% de sus ingresos por ventas a la innovación y a la renovación, por lo que cada año se cambian entre el 20 y el 30% de los 140 productos que forman su oferta, tal y como ha confirmado el presidente de la compañía, Javier Robles.

En una conferencia pronunciada en los Matins de Esade en Barcelona, el responsable del fabricante ha explicado que la innovación da entidad propia a la empresa y evita que sea prescindible de cara al consumidor. Así por ejemplo, la categoría de leche fermentada de Danone, Actimel, factura 395 millones de euros anuales, lo que supone un 27% de crecimiento interanual.

Robles sostiene que las empresas que innovan más son las que más crecen, y ha argumentado que penalizar el fracaso de la innovación es un error porque favorecería la pasividad. En este sentido, ha recordado algunos productos fallidos, como Danaten o Esensis, pero también triunfos de la compañía como el Yougur Griego o Danacol.

El sector del yogur supone el 10% de la cesta de la compra, y Danone mueve 1,2 toneladas anuales y factura 2.500 millones de euros, ha indicado Robles. Así, la compañía dispone del 40% de la cuota de mercado y del 55% en valor dentro del sector. Sobre la competencia que suponen las marcas blancas de los distribuidores, el presidente de Danone ha defendido que si el consumidor entiende que su marca aporta un beneficio claro, Danone está “vacunada” contra estas marcas, “aunque de vez en cuando pase por alguna gripe”.