Dehesa Grande, cooperativa salmantina referente en el sector de vacuno de carne ha alcanzado en 2018 una facturación total del Grupo de 35 millones de euros, un volumen de negocio que supone un crecimiento del 10% respecto al ejercicio 2017. En concreto, Dehesa Grande S. Coop ha facturado 28 millones de euros. A esta cifra hay que sumar cuatro millones de euros procedentes de Ibéricos Dehesa Grande, la comercializadora de productos cárnicos frescos y curados de cerdo ibérico y tres millones de euros facturados de la prestación de servicios de sacrificio y sala de despiece.

De la cifra global del Grupo, un 60% de las ventas corresponden a la facturación nacional gracias a los acuerdos alcanzados con los supermercados Carrefour en Castilla y León, con Osi Food Solutions Spain (proveedor de MC´Donalds) y con otras grandes cadenas de distribución.

Mercados internacionales

En cuanto a la facturación a mercados internacionales, Portugal sigue siendo el país donde Dehesa Grande genera más negocio. Concretamente suponen un 40% de las ventas globales. Y es que desde 2012 la cooperativa tiene un acuerdo firmado con los supermercados lusos Intermarché a los que suministra anualmente más de 500 toneladas de vacuno.

En cuanto a la producción de los socios de la cooperativa se ha incrementado un 10% respecto a 2017, lo que se traduce en 2.000 animales más. Además en agradeciendo a su confianza, Dehesa Grande ha destinado una gran parte de sus beneficios como retorno cooperativo que supondrán un reparto de 125,000 euros.

Nuevas instalaciones

2019 se perfila como un año de avances en Dehesa Grande y es que a principios de mayo inaugurarán las obras de ampliación de su matadero que han contado con una inversión de 800.000 euros. En concreto las nuevas instalaciones contemplan nuevas salas de envasado e instalaciones frigoríficas que incluyen cámaras de conservación, túnel de congelación y cámaras de conservación de congelado. Gracias a esta ampliación la cooperativa salmantina podrá satisfacer las nuevas demandas a que va a mejorar notablemente su productividad.

Otra de las líneas de negocio que Dehesa Grande seguirá potenciado en este año serán las carnicerías franquiciadas por todo el territorio nacional. En la
actualidad el grupo posee siete establecimientos repartidos por toda España (tres en Salamanca, una en Madrid, una en Badajoz, una en Alcoy, una en
Zamora). En definitiva, las carnicerías franquiciadas se perfilan como una forma de llegar al consumidor final directamente con el producto de Dehesa Grande y de mejorar la imagen de la marca.