Manuel López Donaire, CEO del grupo familiar Delaviuda Cofectioney Group, ha expuesto en rueda de prensa en el marco del congreso Aecoc Gran Consumo los ejes estratégicos de la transformación cultural y de negocio que afronta esta compañía con casi 100 años de trayectoria. Un proyecto basado en la desestacionalización de sus productos, la internacionalización del negocio y la digitalización con el que el directivo aspira a multiplicar por tres o por cuatro sus resultados en los próximos años.

Manuel López Donaire ha indicado que la compañía cuenta con una facturación de 125 millones de euros, de los que más de 80 proceden de la división de confitería y los 42-43 restantes de la división de barritas y snacks. En confitería, "sólo un 15%", ha declarado, "es exportación, por lo que uno de los grandes retos es internacionalizar el turrón. Para ello, debemos apostar claramente por la innovación basada en nuestro principal tesoro: un producto diferenciado". "La innovación va a venir de la mano de la introducción de nuevos formatos y muy basada en la digitalización", ha añadido.

El CEO de Delaviuda ha manifestado que están acabando de definir su estrategia de internacionalización y ha recordado que en 2010 adquirieron el 100% de una compañía en Francia en la que actualmente tienen un centro de producción que emplea a 115 personas.