Deoleo ha invertido alrededor de 600.000 euros en la renovación de los laboratorios del aceite de oliva de la fábrica de Alcolea (Córdoba), unas instalaciones de referencia en la industria aceitera que visitó la consejera de agricultura y pesca de la Junta de Andalucía, Elena Víboras, acompañada por el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto.

La reforma de los laboratorios del aceite de oliva de Alcolea busca reforzar tres aspectos fundamentales: la innovación, la calidad y la seguridad alimentaria. Así, se ha creado un área dedicada a la innovación en aceite de oliva con el objetivo de desarrollar productos de mayor valor añadido que tengan siempre como base el aceite de oliva. La actualización de instalaciones y equipamiento permitirá un mayor control de la calidad, un aspecto vital para seguir elaborando productos que sean reconocidos y valorados por el consumidor.

Por otra parte, se han llevado a cabo mejoras en el área de seguridad alimentaria con la implantación de técnicas punteras en el control de contaminantes. El aceite de oliva es un producto natural y, como tal, debe ser monitorizado para evitar posibles contaminaciones accidentales. 

Jaime Carbó, consejero delegado de Deoleo, comenta al respecto que "calidad y conocimiento son los dos grandes retos. Es esencial que el sector avance en la calidad para mejorar el producto y en la calidad que evita fraudes y situaciones de competencia asimétrica; y es esencial que el sector tenga más soporte científico. Solo así podremos desarrollar productos vinculados a la salud, con beneficios reconocidos por el consumidor".