AMDPress.- La multinacional británica de bebidas alcohólicas Diageo presentó ayer los resultados definitivos de su último ejercicio fiscal -con cierre el 30 de junio de 2004- con un volumen de negocio de 8.891 millones de libras, lo que supone un descenso del 4,2% respecto al ejercicio precedente. Desde la compañía atribuyen esta reducción principalmente por el cese de las aportaciones de Burguer King, la cadena de hamburgueserías que, vendida a finales de 2002, reportó 479 millones de libras a las ventas de Diageo en el ejercicio que se cerró en junio de 2003.

Desde Diageo también explican este descenso por el impacto negativo que ha tenido la depreciación del dólar frente al euro -el mercado norteamericano aporta el 30% de las ventas del grupo- y la conclusión de determinados derechos de distribución en el mercado británico y estadounidense, si bien en cualquier caso las ventas de bebidas alcohólicas, el negocio básico de la compañía, se incrementaron un 1% durante el ejercicio.

El beneficio neto antes de extraordinarios de la compañía se redujo un 1,6% y se quedó en 1.460 millones de libras, mientras que el beneficio operativo antes de extraordinarios alcanzó los 1.911 millones, un 2,2% menos.

En un contexto en el que las ventas europeas han descendido el 1%, el mercado español (5,1% de los ingresos totales de la compañía) representa uno de las notas más positivas del último ejercicio. Las ventas de Diageo en España alcanzaron los 454 millones de libras, un 8,6% más que un año antes, mientras que el beneficio operativo antes de extraordinarios se situó en 113 millones de libras, un 17,7% más. En la evolución de sus marcas en nuestro país Diageo destaca el crecimiento en el volumen de ventas del whisky Johnnie Walker, un 13%, de Bayleys, un 3%, y del vodka Smirnoff, un 2%, mientras que J&B descendió un 1%.