Dulcesol, la marca de bollería, pastelería y pan del grupo internacional de alimentación y distribución Vicky Foods, amplía su catálogo de productos presentando su primera línea de helados. Una nueva categoría para la compañía que refuerza así su propuesta de pastelería y bollería tradicionales con nuevas opciones de consumo para los meses de verano.

La nueva línea de helados de Dulcesol está compuesta por cerca de 40 referencias orientadas a todos los públicos con diferentes variedades, formatos y sabores como conos, tarrinas, sándwiches, polos e incluso tartas heladas. Por ejemplo, como guiño a la marca, dos de las nuevas creaciones de este surtido están inspiradas en dos de los productos más icónicos de Dulcesol, los Flaminguitos y las Chapelas, que ahora se trasforman en helados con todo su sabor original y que se pueden adquirir en packs de 3 o 4 unidades respectivamente.

Además, también cuenta con diferentes creaciones pensadas para el público más pequeño de la casa. De esta manera, los niños podrán disfrutar de una oferta específica para ellos con sus héroes favoritos como protagonistas. Así, Doraemon, Teen Titans Go! , My Little Pony o La Patrulla Canina toman la forma de divertidos helados de stick, hielo y sándwiches de chocolate, vainilla, fresa o lima, que se pueden encontrar en cómodos multipacks de cuatro o seis unidades según la variedad.

La nueva línea de helados Dulcesol ofrece también una completa gama “Hogar” que incluye referencias con clásicos como los conos, los polos de frutas, sándwiches, mini-sándwiches, almendrados y productos sin azúcar. Además de un surtido de bloques tradicionales, tartas crujientes y copas variadas.

Por último, y destinado a un público más amplio y amante de los sabores más intensos, la nueva línea de helados de Dulcesol cuenta con una gama Premium formada por el helado bombón que se oferta en diferentes variedades como el almendrado, el nevado, de nata y de chocolate o los minis y que se puede encontrar tanto en formato normal como mini; y exclusivas tarrinas de 500g de vainilla con nueces de macadamia y dulce de leche.