AMDPress.- El grupo Ebro Puleva ha alcanzado un importe neto de cifra de negocios por valor de 1.068 millones de euros en el primer semestre de 2005, lo que supone un incremento del 26,3% con respecto al mismo periodo del año anterior. Las incorporaciones de Riviana y Panzani han contribuido decisivamente al gran crecimiento de volumen de actividad durante los seis primeros meses del ejercicio.

Los parámetros de explotación también han experimentado crecimientos significativos en los primeros seis meses de 2005. En concreto, el Ebitda o Resultado Bruto de Explotación se incrementó un 19,1%, hasta alcanzar los 127,5 millones de euros. Por su parte, el Ebit o Resultado Neto de Explotación aumentó un 11,4% hasta los 94,1 millones de euros.

El resultado operativo se situó en 88 millones de euros, lo que supone un decrecimiento del 23,8% con respecto al año anterior, debido al retraso de las desinversiones inmobiliarias que en 2004 se centraron en el primer semestre y este año se han cerrado en el mes de julio. Este efecto se traslada al resultado atribuido del periodo que cae un 29,1%.

En todo caso, el grupo Ebro Puleva prevé recuperar y mejorar este factor en el cierre del próximo trimestre al haber cerrado operaciones que suponen plusvalías de un importe superior a 60 millones de euros. Si dichas plusvalías se hubieran registrado en el primer semestre, el resultado operativo habría alcanzado los 148 millones de euros, lo que supondría un incremento del 28,1% respecto al mismo período del ejercicio anterior.

Las actuaciones de desinversión en activos no operativos han tenido gran relevancia en los meses transcurridos de este año. Hasta la fecha, Ebro Puleva ha acordado ventas que superan los 116 millones de euros que serán cobrados en distintas fechas, pero en todo caso antes de que finalice el año 2005.

En relación a los resultados por líneas de negocio, los resultados de la división de azúcar muestran una caída del 9,5% en las ventas durante el primer semestre de 2005. En cambio, la división arrocera ha incrementado su facturación un 60,9%, mientras que el área láctea ha aumentado sus ventas un 6,6%. Finalmente, la división pasta está consolidando la incorporación de Panzani al grupo.