AMDPress.- El grupo alimentario Ebro Puleva ha reorganizado sus actividades lácteas en dos divisiones: Puleva Food, compuesta por el negocio de la marca Puleva y las plantas de León, Lugo y Granada, y Lactimilk, donde se inscriben las referencias Leyma, Castillo, Nadó y Ram y las factorías de Mollerusa (Lérida), Arteixo (La Coruña) y Jerez (Cádiz).

Esta reestructuración, acordada el pasado 22 de octubre por el consejo de administración del grupo, ya ha sido comunicada a los sindicatos y no significará ninguna reducción de plantilla ni movilidad geográfica entre los trabajadores.

La sede de Puleva Food estará situada en Granada, donde hasta ahora se centralizaba la gestión y administración de todo el negocio lácteo; mientras que Lactimilk tendrá sus instalaciones centrales en Arteixo. Asimismo, Pedro Rodríguez, hasta ahora subdirector financiero de Puleva Foods, ha sido nombrado director general de Lactimilk.

Según la compañía, esta segregación en dos sociedades tiene como objetivo “dar una mayor enfoque y proximidad de mercado a los diferentes negocios y marcas actuales, con el fin de generar mayor valor al grupo lácteo en su conjunto”. Por su parte, fuentes de este sector lácteo consideran que “la nueva estrategia de Puleva se dirige hacia una mayor diferenciación de sus marcas y a una política de ataque directo a segmentos y no a grandes categorías”.