AMDPress.- La compañía Ebro Puleva, líder del sector alimentario español, incrementó durante el año pasado su resultado un 69,37%, hasta 112,8 millones de euros, cantidad que supera tanto las previsiones de los analistas como las de la propia compañía, que en octubre pasado anunció que el crecimiento del beneficio sería del 57%, y ha alcanzado casi el 70%.

A su vez, el volumen de negocios del año pasado fue de 2.293 millones de euros, un 2,56% menos que en 2000. El resultado equivale a 0,91 euros por acción, frente a los 0,53 euros del año anterior. El ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos y amortizaciones) aumentó un 20%, hasta 276,19 millones de euros. Esto es consecuencia de que la compañía ha reducido los costes financieros y ha mejorado sus márgenes, con lo que se compensa la ligera caída de las ventas.

Ante estos resultados, el consejo de administración de Ebro Puleva estudia amortizar el fondo de comercio (diferencia entre el valor real de los activos y lo que se ha pagado por ellos) generado tras la compra del 40% de su filial arrocera Herba. Además, el impacto negativo que supuso esta operación en sus beneficios netos no superará los 16,2 millones de euros.