Aral Digital.- La facturación del grupo Ebro Puleva ha aumentado un 9,4% en 2007, hasta alcanzar los 2.682 millones de euros. Sin embargo, la compañía ha reducido a la mitad su beneficio neto durante el pasado año, registrando una caída del 49,8%, lo que le ha representado una cifra de 90,6 millones de euros, frente a los 181 millones registrados el año previo.

La empresa ha señalado que este resultado es consecuencia de la “excepcional” situación vivida por los mercados de materias primas, fundamentalmente de los cereales, con una escalada continuada de los precios que “impactan directamente” en su cuenta de resultados.

El importe neto de la cifra de negocio se elevó un 9,4% en relación con el ejercicio anterior, hasta los 2.682 millones de euros, como consecuencia de la reestructuración de la sociedad en torno a las adquisiciones de New World Pasta y la marca Minute Rice; de un buen año de la actividad arrocera, y de la adaptación a la subida de los precios de las materias primas.

Su resultado bruto de explotación (Ebitda) aumentó un 0,2% a 306,8 millones de euros, frente a los 299 millones estimados por el grupo de alimentación.