Aral Digital.- La Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía participa en la primera edición del Congreso Andaluz de Consumo. Se trata de una plataforma especializada que reúne a representantes de muy diversos ámbitos, con el objetivo de informar y reflexionar acerca de los alimentos ecológicos. De hecho el aumento del consumo parece real, ya que según datos de la Consejería, el 14% de la población afirma haber adquirido algún producto ecológico en el último año.

Respecto a los productos adquiridos destaca el 60% de menciones que corresponde a verduras, seguidas de fruta (51%), aceite (29%), huevos y lácteos (27% cada uno) y, en menor medida, el resto de alimentos.

Dentro del Congreso, representantes de la Consejería de Agricultura y Pesca participan en una de las mesas redondas previstas en el programa, para abordar el tema “Alimentos Ecológicos: Calidad y Seguridad Certificadas”. Asimismo, se pretende informar sobre el proceso de certificación del sistema de Producción Ecológica, que garantiza la ausencia de elementos químicos de síntesis y la máxima calidad organoléptica del producto y, al mismo tiempo, permite preservar los recursos naturales.

Con la presencia de administraciones públicas, organizaciones de consumidores internacionales y nacionales, Confederación de Empresarios de Andalucía, Federación Andaluza de Municipios y Provincias, entre otros, la Consejería dispone de un espacio propio para difundir las ventajas del consumo de alimentos ecológicos. Igualmente, este espacio sirve para distribuir entre el público publicaciones divulgativas sobre puntos de venta y datos generales de la agricultura y ganadería ecológicas andaluzas, con lo que se pretende incrementar el consumo interno de esta producción agraria sostenible.

Actualmente, el 90% de la producción andaluza se destina a exportación, lo que se traduce en un desabastecimiento del mercado interno que impide incrementar el consumo de estos alimentos en la Comunidad. Además, la producción se ha adaptado a la demanda de los mercados exteriores, con lo que también se hace necesario fomentar la diversificación de la oferta andaluza, así como facilitar el acceso de la población a la misma. Estos son algunos de los objetivos recogidos en el II Plan Andaluz de Agricultura Ecológica (2007-2013), que cuenta con un presupuesto de 384 millones de euros.