Aral Digital.- Las mujeres realizan ocho de cada diez cestas de la compra de gran consumo (Alimentación, bebidas y productos de lavado y limpieza del hogar). Ello supone que el 81% de las transacciones han sido llevadas a cabo, durante el pasado año, por mujeres, frente al 85% que representaban en 2004. ”.

Estos datos, extraídos del análisis de TNS Worldpanel para el día de la mujer trabajadora, 8 de marzo, indican que el número de hombres que ha pasado a realizar la cesta de la compra ha aumentado de un 15 a un 19% en estos últimos tres años.

Por canales de distribución, los hombres compran más en los hipermercados (23% de las compras en este canal son hechas por hombres), mientras que en los canales discount, tiendas de alimentación y supermercados muestran una menor presencia que la media (17%, 17% y 18% respectivamente). ”.

En cuanto a la población, si bien se aprecian los mayores cambios entre las generaciones de mayor edad, las mujeres jóvenes siguen concentrando el 78% de los carros realizados por un comprador menor de 35 años, solamente un punto por debajo que hace 3 años. Por otro lado, las edades medias (entre 35 y 64 años) son las que concentran mayor porcentaje de cestas realizadas por mujeres, y las franjas de menos de 35 y más de 64 las que suponen mayor presencia de hombres en los actos de compra (22% y 21% respectivamente). ”.

Respecto a las zonas, País Vasco (22%) y Madrid (21%) son las comunidades en las que los hombres realizan más actos de compra, según indican las cifras de TNS Worldpanel. A estas les siguen Andalucía (20%) y Cataluña (20%). Por el contrario, solamente un 14% de las transacciones en Castilla y León fueron realizadas por hombres, lo que se traduce en un 86% de realizadas por mujeres. ”.

Muy diferentes son los datos de compras de productos de Perfumería e Higiene Personal. Worldpanel Beauty revela que la práctica totalidad de las mujeres mayores de 15 años realizan alguna compra al año de estos productos. Sin embargo, únicamente el 76% de los hombres de edades equivalentes compran para sí mismos o para su familia algún producto de perfumería/cosmética, es decir, uno de cada cuatro no realiza nunca este tipo de compra personalmente.