Aral Digital.- El consumo de agua envasada en vidrio ha aumentado un 11,4% hasta alcanzar casi 120 millones de unidades durante 2006, según los resultados de la Asociación Nacional de Empresas de Fabricación Automática de Envases de Vidrio (Anfevi).

Estas cifras representan un incremento en las ventas de más de catorce millones de envases frente al año anterior, confirmando la tendencia alcista de este envase que ese mismo año ya había repuntado el 5,5%, respecto al ejercicio anterior.

Si se comparan los resultados obtenidos entre 1995 y 2005, los resultados son demasiado importantes, ya que en sólo una década el aumento en las ventas del líquido elemento se incrementaron en casi el 50%.

Según la Asociación Nacional de Aguas y Bebidas Envasadas (Aneabe), el consumo de agua embotellada ha registrado un gran crecimiento en los últimos años. En España, concretamente, una persona consume al año 147 litros, tan sólo superado por Italia, en la que sus ciudadanos utilizan para su consumo 192 litros de media.

”La sociedad actual es perfectamente consciente de lo necesaria que es una dieta sana y equilibrada. Por esta razón, el consumo de agua envasada, que contiene una infinidad de propiedades saludables, está experimentando un importante aumento”, afirma Juan Martín Cano, Secretario General de Anfevi. “Además, el vidrio, al ser completamente hermético, mantiene intactas todas las propiedades beneficiosas del agua”, señala Martín Cano.

“El envase se ha convertido en un elemento fundamental del marketing, ya que es una herramienta de seducción para el consumidor –prosigue Martín Cano-. En particular, el vidrio ofrece todas las posibilidades a la hora de hacer formas, colores y diseños, lo que le otorga a sus productos un valor añadido de calidad, presencia y exclusividad, y eso los empresarios del sector del agua lo saben muy bien”, afirma el Secretario General de Anfevi.