La Asociación de Fabricantes de Productos de Aperitivo estima un crecimiento en el consumo de frutos secos, patatas fritas y snacks, durante la celebración de la UEFA EURO 2016 que acaba de iniciarse en Francia, del 10% en términos de volumen con respecto al mismo período del año anterior.

Esta previsión se basa en los datos de consumo registrados durante la Eurocopa de 2012. Según datos de AFAP, durante ese periodo, el consumo de aperitivos creció un 10% respecto al mismo mes del año anterior. Los aperitivos fueron, también, un acompañamiento ideal durante el Mundial de Sudáfrica, en el que la Selección Española se alzó campeona. La semana que se jugó la final España-Holanda, el consumo de aperitivos y snacks se incrementó un 16% frente a la misma semana del año previo.

En este sentido, se estima que el incremento en el consumo previsto para la UEFA EURO 2016 se elevará hasta el 15% si la Selección alcanza al menos las semifinales de este torneo. Este cambio puntual en el hábito de consumo tiene una explicación. Los productos de aperitivo, muy arraigados en la cultura mediterránea, tienen un rol sociabilizador inherente y se suelen consumir en momentos de ocio, en compañía y, generalmente se asocian a una sensación de bienestar y satisfacción.