AMDPress.- El consumo de vinos con denominación de origen en los hogares españoles aumentó un 10,4% entre enero y agosto de 2003, alcanzando los 53,92 millones de litros, lo que supone una media de 1,30 litros per cápita, mientras que los vinos de mesa sufrieron una caída del 10,7% (246,9 millones de litros y 5,96 litros por persona), según datos extraídos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura facilitados por la Asociación de Bodegas de Vinos de España (AVIMES).

Según la misma fuente, los espumosos y cavas experimentaron en ese mismo periodo un retroceso del 7,9% y se situaron en 0,20 litros por persona, hasta los 8,49 millones de litros. En los ocho primeros meses del año, en los hogares españoles se consumieron 321,97 millones de litros de vinos, cavas y espumosos y vinos de licor, registrando un consumo por persona de 7,77 litros, por lo que AVIMES advirtió que el consumo en hogares en todo el 2003 no llegará ni a los 12 litros per cápita, cifra considerada "insuficiente" por la asociación.

Respecto a otras bebidas alcohólicas, el consumo creció un 3% (0,62 litros per cápita y un total de 25,78 millones de litros), mientras que en el capítulo relativo a otros vinos el consumo bajó un 11,1% (0,15 litros por persona y 6,29 millones de litros). Por otro lado, en lo que se refiere a zumos de uva y mosto, en los hogares se consumió en este periodo un 1,2% más (0,31 litros per cápita y 12,66 millones de litros).