AMDPress.- Según los datos del panel de consumo alimentario publicados por el MAPA, elaborados por la Federación Española del Vino (FEV), el consumo de este producto en España cayó un 4% durante los nueve primeros meses de 2005, hasta los 827 millones de litros, frente a los 861 millones de litros del mismo período de 2004. En valores absolutos, esta pérdida se cifra en 34,5 millones de litros.

Por canales de distribución, las pérdidas son mayores en hostelería y restauración (-5,1%) que en el canal alimentación (-2,4%). En ambos casos, la caída se explica por el descenso registrado en el consumo de vino de mesa, a pesar de la buena marcha del vino con denominación de origen, que no logra compensar estas pérdidas. Concretamente en el canal alimentación, la pérdida de 14 millones de litros en el consumo de vino de mesa no se compensa por el aumento en 6,5 millones de litros de los vinos con D.O. ( 15,1%, hasta los 276 millones de litros) ni de los espumosos y cavas, que aumentan casi 3 millones de litros.

Los datos disponibles en valor para el canal alimentación muestran un aumento del 1,8%, hasta 552 millones de euros. En este caso, las pérdidas de vino de mesa (-5%, hasta 222 ME) sí se ven compensadas por el aumento que experimenta el vino con D.O. ( 10% y 236 ME).