Aral Digital.- Los españoles han incrementado un 4,6% el gasto en productos de consumo básico durante 2008, hasta alcanzar los 66.700 millones de euros. Esta es una de las principales conclusiones del informe Nielsen Anuario 2009 presentado hoy, 18 de febrero, en Madrid. El principal factor desencadenante de este crecimiento es el aumento de los precios, ya que el volumen de ventas se ha mantenido estable llegando, incluso, a disminuir en determinados sectores, como el de droguería y perfumería.

En el desglose de este gasto total, las ventas de alimentación envasada representan el 48,9% ( 6,6%), mientras que el volumen de ventas apenas ha experimentado aumento alguno ( 0,4%). Los productos frescos incrementaron su nivel de ventas un 3%, mismo porcentaje de la subida media de precios, y suponen el 36,2% del mercado total de productos básicos. Por su parte, la droguería y perfumería representa el 14,9% de la totalidad y, pese ha reflejar un aumento del 3,3% en los precios, su volumen de ventas cayó un 1,3%.

Según el informe de Nielsen, durante el año pasado continuó aumentando el número de grandes supermercados ( 2%), hasta totalizar 15.962 tiendas. El tipo de establecimiento que más ha crecido ha sido el supermercado de 1.000 a 2.499 metros cuadrados ( 7%), de los que hay 2.725, mientras que los hipermercados crecieron un 3%, hasta sumar 412 localizaciones. Por su parte, los supermercados de menos de 1.000 metros cuadrados aumentaron un 1%, hasta los 12.825 establecimientos. En el lado contrario se encuentran los pequeños comercios tradicionales y supermercados de menos de 100 metros cuadrados, que se quedaron en 35.697, lo que supone una reducción del 1% respecto al ejercicio anterior.

Asimismo, el canal de supermercados ha aumentado un punto porcentual la cuota de ventas de la alimentación envasada respecto a 2007, hasta totalizar el 70,8%, frente al 20,9% que mantienen los hipermercados, que bajan un 0,6% en relación a los datos del curso anterior; y el 8,4% de los comercios tradicionales de alimentación.

Del informe de Nielsen destaca también el incremento de la cuota de las marcas de distribución, que ganan casi tres puntos sobre el año anterior y suponen ya el 28,8% de todas las ventas en el mercado de la alimentación envasada y droguería/perfumería, hasta alcanzar un total de 11.550 millones de euros y un incremento en la facturación del 11%. Esta cuota llega casi a un tercio de las ventas totales tomando en consideración únicamente los grandes supermercados e hipermercados.

La cuota de las marcas de la distribución resulta especialmente significativa en ciertas categorías de producto, como es el caso de la alimentación envasada, donde alcanza el 35,2% de todas las ventas (3,4 puntos más que un año antes). Desde Nielsen apuntan que “parece evidente la influencia de la subida de precios de estos productos, que ha empujado a los consumidores a recurrir más a las marcas de distribución”. Las marcas de los fabricantes, en cambio, tienen mucho mayor peso en productos como las bebidas, donde las marcas blancas suponen “sólo” el 15,5% de las ventas.

En los productos de droguería y limpieza, la marca del distribuidor representa el 40,9% de las ventas en valor, aumentando su peso en 3,3 puntos sobre 2007. La cuota en productos de perfumería e higiene alcanza el 15,4% del total, “y además crece con menos dinamismo, un 2,3% más que el año anterior; son segmentos donde el valor de la marca sigue siendo muy importante y los consumidores siguen prefiriendo comprar las marcas más reconocidas”, indican desde Nielsen.