AMDPress.- El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes 4 de julio un Real Decreto por el que se aprueba la norma de calidad para la elaboración, comercialización y venta de confituras, jaleas, marmalades (mezcla de agua, azúcares y productos obtenidos de cítricos) y crema de castaña. El Real Decreto define y fija las condiciones y características que deben cumplir estos productos para su presentación, comercialización y consumo.

La norma ha sido propuesta por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y por el de Sanidad y Consumo y modifica en parte la anterior norma de 1990. Además, pone al día la regulación del ordenamiento interno español tras la entrada en vigor en 2001 de una Directiva comunitaria que aborda esta materia.

Asimismo, según señala el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en un comunicado, pretende adecuar esta materia a la regulación, en lo relativo a aditivos, establecida en el Real Decreto 3177/1983 sobre la reglamentación técnico-sanitaria de aditivos alimentarios. Al mismo tiempo, se actualiza el etiquetado para adaptarlo a la normativa previa que aborda este aspecto.

La norma aprobada por el Consejo de Ministros recoge las denominaciones y definiciones de los productos, las materias primas e ingredientes autorizados, el tratamiento permitido y las condiciones de etiquetado, entre otros aspectos.