AMD Press.- Los cerveceros españoles han estimado como “moderada” la subida del impuesto especial sobre cerveza propuesto por el Ministerio de Hacienda, que lo sitúa en un 8% de media. Sin embargo, consideran que este tipo de bebida sufre un agravio comparativo respecto al vino y los refrescos, ya que la cerveza, con una graduación alcohólica media de 4,5º, soportará con esta subida un impuesto especial en el próximo año de unas 15 pesetas/litro, frente al vino, que mantiene una tasa impositiva cero, teniendo una graduación tres veces mayor, entre 12º y 13º.

No obstante, el aumento propuesto por el Ministerio de Hacienda varía en función del tipo de cerveza. La más favorecida es la de consumo más “popular”, la caña, que sólo sube un 5,75%; mientras que la variedad sin alcohol soportará un gravamen del 16% de IVA, frente a los refrescos, que tienen un tipo reducido de este impuesto, del 7%.