AMDPress.- El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha concedido los terceros premios a la “Mejor Empresa Alimentaria Española 2002”. Así, en la modalidad de “Exportación”, el MAPA ha premiado a la empresa cordobesa Antonio Cano e Hijos, de Luque, que factura el 60% en el mercado exterior tras conseguir aumentar sus exportaciones en los últimos cinco años y duplicarlas en 2002. El accésit de esta modalidad se la llevó la toledana Dream Fruits, de Quero, que destina un 80% de su producción a la exportación en los cinco continentes.

El premio a la empresa alimentaria en su modalidad de “Innovación” ha sido para la coruñesa Luis Calvo Sanz, de Carballo. El accésit en esta misma modalidad le será entregado a Embutidos y Jamones Noel, empresa de Sant Joan Les Fonts (Gerona) que lleva a cabo un esfuerzo innovador para desarrollar nuevos productos cárnicos y de pasta, así como a la nuevas presentaciones en función de las tendencias de consumidores.

En la modalidad de “Inversión Tecnológica”, el MAPA no ha concedido premio ninguna empresa; mientras que el accésit se lo ha concedido a la salmantina Pedro Nieto, de Guijuelo, por su esfuerzo creciente en el desarrollo de proyectos de I D a favor del Jamón de Guijuelo.

En el apartado de “Desarrollo Rural”, el jurado ha querido reconocer el proyecto presentado por uno de lo participantes, concediendo, por vez primera, un premio especial a Núcleo de Explotaciones Agropecuarias de León (NEAL), de Sahelices de Sabero (León), que se ha distinguido porque, a través de la coordinación de los productos y la utilización de los recursos de la zona, ha conseguido la fijación de la población.

En la modalidad de “Desarrollo Rural”, el MAPA ha otorgado el premio a la Sociedad Cooperativa Virgen del Castillo, de Carcabuey (Córdoba), por su introducción de nuevas producciones como el cultivo del membrillo y la explotación del ovino y caprino. El accésit de esta modalidad se lo ha llevado la Sociedad Agraria de Transformación Ultzankoak, de Larrainzar (Navarra) por su introducción de nuevas razas de ovino y la elaboración de postres artesanales, que han contribuido a la fijación de la población en la zona.