AMDPress.- Las diferentes administraciones central y autonómica coincidiron el pasado viernes en difundir sendos mensajes de tranquilidad al sector del cava catalán, minimizando los efectos reales del boicot difundido por Internet a raíz de las declaraciones de Carod-Rovira. El presidente de ERC, Josep Lluis Carod-Rovira, matizó la pasada semana sus declaraciones sobre la idioneidad de Madrid 2012 como sede olímpica y que habrían originado el movimiento de boicot al cava catalán.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), por medio del director de Industria Agroalimentaria y Alimentación, Jorge Santiso, negó en declaraciones recogidas por Europa Press la existencia de datos de anulación de pedidos del cava por el supuesto boicot, y señaló que la situación es de normalidad y que no se espera un descenso en el consumo de esta bebida durante las Navidades, las fechas en las que realiza el grueso de sus ventas.

En este llamamiento a la tranquilidad coincidió el conseller de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat de Cataluña, Antoni Siurana, que indicó que los productos catalanes se consumen por su calidad, y no por su procedencia, señalando que no tiene conocimiento de reacciones reales al posible boicot.

En cualquier caso, pequeños productores de cava catalán sí han mostrado su preocupación a un posible boicot, mientras que algunas bodegas de Extremadura y La Rioja señalan incrementos de sus pedidos de cava respecto a otras campañas.