AMDPress.- El Pleno del Parlamento Europeo adoptará un informe que respalda el texto del Consejo sobre restricciones adicionales para el uso de aditivos en la alimentación animal. El Parlamento permite la comercialización y utilización de antibióticos en la alimentación animal sólo hasta finales del 2005.

El objetivo del reglamento es reducir gradualmente el uso de antibióticos en piensos para estimular el crecimiento. Se pretende evitar así el uso abusivo con la única finalidad de engordar los animales.