El Pleno del Comité Económico y Social (CES) ha aprobado por abrumadora mayoría (111 votos a favor, uno en contra y cinco abstenciones) el dictamen que aboga por la necesidad de prorrogar, por dos nuevas campañas, el actual régimen comunitario del aceite de oliva. Por tanto, la coincidencia con la visión de la Comisión es plena y se fundamenta en la evidente falta de datos que existen sobre el sector, motivo por el que resulta desaconsejable llevar a cabo una reforma en estos momentos.

Está decisión fue tomada tras la ponencia presentada por el presidente de Asaja, Pedro Barato, en la que argumentaba que está prórroga debe servir para adecuar la actual regulación al sector oleícola europeo a las realidades del mercado, y reclamar la puesta en marcha de mecanismos más ágiles, sustitutivos de la desaparecida intervención, capaces de dar respuesta a las situaciones de crisis de precios.