AMDPress.- Según los datos facilitados en el VI Seminario de Productos Cárnicos y Elaborados de la Asociación Española de Codificación Comercial AECOC el pollo supone el 34% del total de la carne consumida en España. A este le siguen el porcino (27,5%) y el vacuno (19,5%). Muy por debajo se sitúa el ovino-caprino, con un 6% del total y las carnes de consumo esporádico como el avestruz, buey o choto.

No obstante, los mayores crecimientos se registran entre los procesados cárnicos y los productos de charcutería. Algo lógico según los datos presentados por la consultora ACNielsen en el seminario de AECOC, ya que lo que más valora el consumidor son los artículos saludables rápidos y fáciles de preparar. En este sentido, el 21% del total de la cesta de la compra de los españoles son productos cárnicos, porcentaje muy superior al que ocupan el pescado (19,5) o la fruta (17,4%) y las verduras (17,8%).

Asimismo, según el subdirector de Industrias, Comercialización y Distribución Agroalimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), José Miguel Herrero, el aspecto de la carne y el precio son los factores que más pesan a la hora de adquirir productos cárnicos y elaborados. En esta línea, ha asegurado que los españoles conceden un 6,9 (en una escala de 0 a 10) a la calidad de la carne.