AMDPress.- El vino de la D.O. Rioja se encuentra entre los mejor valorados del mundo por los consumidores de EE.UU., Alemania y Reino Unido, según un estudio de la consultora ACNielsen. El estudio analiza las tendencias actuales de consumo y el posicionamiento del vino de Rioja en el mercado nacional e internacional.

Los países seleccionados para la realización del trabajo de campo han sido los considerados estratégicos para Rioja (España, Reino Unido, Alemania y Estados Unidos), ya que concentran el 90% de los 250 millones de litros comercializados por esta D.O. en 2005. De acuerdo con los objetivos perseguidos, el estudio proporciona las claves de la evolución de la demanda y las tendencias actuales de consumo, un conocimiento fundamental para que el sector vitivinícola riojano diseñe las estrategias de futuro más adecuadas para afrontar con éxito los retos que plantea una competencia cada vez más intensa en todos los mercados.

Según dicho informe la totalidad de consumidores de vino encuestados conocen la marca Rioja y un 58% la mencionan en primer lugar de manera espontánea, frente al 12% de la segunda D.O o el 4% de la tercera. Estos porcentajes se repiten cuando se refieren al consumo habitual y al vino favorito o que recomendaría a un amigo. Es más, el 83% de los encuestados afirman seguir consumiendo vinos de Rioja con la misma intensidad que cuando comenzaron. En cuanto a la percepción de futuro, el público espera que Rioja sea innovadora y que siga controlando la calidad, además de mantener la tradición como valor diferencial.

En los otros tres países analizados la imagen del vino de Rioja esta basada en la calidad y la primera razón de consumo sería su sabor, sus características organolépticas intrínsecas, con un consumo asociado a la gastronomía. Perciben a la D.O. Calificada Rioja con una imagen de innovación dentro de la tradición y su notoriedad ha experimentado entre el anterior estudio de 2001 y el actual un importante crecimiento, especialmente en Alemania, donde ha pasado del 48% al 82%, mientras que en Reino Unido lo ha hecho del 56% al 65% y en Estados Unidos del 23% al 31%.