El valor del mercado español de aditivos para la industria alimentaria alcanzó en 2013 los 430 millones de euros, un 2,4% más que en el año anterior, encadenando de este modo cuatro ejercicios seguidos de aumentos.

A pesar de la adversa coyuntura, el lanzamiento de nuevos productos multifuncionales y el aumento de la penetración de los aditivos de origen natural en detrimento de los artificiales continuaron favoreciendo el desarrollo del mercado.

En el sector operan en torno a 150 empresas que dan empleo a unos 1.250 trabajadores. Estas son algunas conclusiones del informe publicado recientemente por DBK.

El mercado de aditivos y complementos alimentarios mantuvo en el bienio 2012-2013 la tendencia de moderado crecimiento de años anteriores, a pesar del deterioro de la coyuntura económica. 

Se estima que el mercado español crecerá alrededor del 4-5% tanto en 2014 como en 2015, alcanzando un valor de 470 millones de euros en el último año. Del mismo modo, las ventas en el exterior seguirán incrementándose en los próximos años. 

Destaca la concentración de la actividad en Cataluña, que reúne alrededor del 50% de las empresas. A continuación, si bien a gran distancia, figuran en términos de número empresas Madrid y la Comunidad Valenciana.