AMDPress.- La exportación española de frutas y hortalizas en el primer semestre de 2004 se situó en 5,2 millones de toneladas y 4.283 millones de euros, lo que representa un incremento del 1%, tanto en volumen como en valor, por lo que “se mantiene la evolución positiva de las exportaciones”, según FEPEX, “a pesar de la fuerte caída de las frutas de hueso, debido a las heladas”.

Por capítulos, la exportación de hortalizas sumó 2,3 millones de toneladas ( 0,35%) y 2.000 millones de euros (-1,4%). La principal hortaliza exportada por España sigue siendo el tomate, que registró un aumento del valor del 1,2%, totalizando 520 millones de euros, seguido a gran distancia de pimiento, lechuga y coles.

La exportación de frutas totalizó 2,8 millones de toneladas ( 2%) y 2.282 millones de euros ( 3,6%), destacando la notable caída de las frutas de hueso. Los envíos de nectarina se situaron en 109 millones de euros (-22%), los de melocotón en 81 millones (-26%) y los de albaricoque en 22 millones (-43%). Según FEPEX, estas caídas se debieron a las fuertes heladas que registraron las zonas productoras a principios de campaña.

La exportación española de frutas y hortalizas sigue caracterizándose por su concentración geográfica tanto en origen como en destino. En origen, Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y Cataluña representan el 85% del total exportado por España. Por otro lado, los principales destinos siguen siendo Francia, Alemania, Reino Unido y Países Bajos, donde las exportaciones crecieron, salvo en Alemania, donde se redujeron en un 8%.

Por su parte, las importaciones españolas se incrementaron un 12% en volumen y un 20% en valor en el primer semestre, elevándose a un millón de toneladas y 581 millones de euros, debido al aumento de las importaciones de las denominadas hortalizas continentales, como patata o cebolla.