AMDPress.- El Consejo Regulador de la Denominación Específica Espárrago de Navarra ha cambiado su imagen corporativa con la intención de diferenciar su producto del resto de espárragos, así como para crear un lenguaje y una identidad propia significativa y diferenciada.

Hasta el momento, la diferenciación venía dada exclusivamente por la presencia del logotipo y contra etiqueta, identificativos de la Denominación Específica. Se pretende ahora, dar un paso más, unificando las presentaciones de las distintas marcas acogidas a la Denominación Específica “Espárrago de Navarra” con la etiqueta única. La nueva etiqueta, diseñada en los colores rojo, blanco y oro, está encabezada por la palabra Denominación, en letras mayúsculas.

El objetivo de la nueva etiqueta es conseguir una marca visible, que el consumidor la distinga de forma clara frente al resto y que sepa en un golpe de vista, que ese envase de espárragos pertenece a la Denominación Específica “Espárrago de Navarra” y está avalado por los controles que realiza el Consejo Regulador.