La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, ha resaltado esta mañana la competitividad y la eficiencia como las claves de desarrollo futuro del sector, durante la presentación del noveno informe anual elaborado por Mercasa sobre “Alimentación en España 2006. Producción, Industria, Distribución y Consumo”. Para mejorar estos dos aspectos, la ministra ha recordado que es necesario incidir en asuntos como la adecuación de la oferta y la demanda, el aumento de la presencia en mercados internacionales, la promoción y la formación, entre otros.

Durante su intervención, la ministra ha señalado también que la calidad y la seguridad son los dos aspectos más tenidos en cuenta por el consumidor a la hora de decidir qué alimentos consume, por lo que “requieren continua atención por parte del sector”. Asimismo, Espinosa ha recordado que el MAPA suscribió un convenio de colaboración con Mercasa, que tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 2009, y que incluye acciones conjuntas de promoción y comunicación, así como la elaboración de estudios y otras iniciativas para aumentar la transparencia y competitividad del sector.

Por su parte, Javier de Paz, presidente de Mercasa, ha calificado el de la alimentación como “un sector maduro y con gran estabilidad, cuya evolución futura estará marcada por la innovación y la eficiencia, más que por las reformas estructurales”. Además, De Paz ha resaltado la importancia de conceptos como la trazabilidad y la seguridad alimentaria, y ha asegurado que cada vez estarán más presentes en este sector.

Según el último estudio de Mercasa, la producción del sector alimentario ascendió a 65.435 millones de euros en 2005, lo que supone el 17% de la producción industrial. Por su parte, el gasto en alimentación y bebidas alcanzó los 77.810 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,8% respecto al año anterior. De esta cifra, el 72,2% correspondió al gasto en hogares, seguido por el de hostelería y restauración (25,9%) e instituciones (1,9%).

En cuanto a los distintos canales de comercialización, el informe destaca la importancia del formato supermercado, con una cuota de mercado del 44,6% en 2005, y que ha aumentado su participación en detrimento de los establecimientos tradicionales (16,1% de cuota). En términos generales, los hogares españoles realizan 18 visitas al mes a los establecimientos de alimentación, y el ticket medio asciende a 15,6 euros y nueve artículos por compra, con lo que se evidencia un descenso en el número de visitas y un aumento en el gasto de cada una de ellas.

El informe de Mercasa, que agrupa información estadística y documental sobre todos los eslabones de la cadena alimentaria, ha contado con la colaboración del ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, las consejerías de Agricultura de las Comunidades Autónomas, las asociaciones integradas en la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen, entre otros organismos.