Aral Digital.- “No hemos conseguido los beneficios esperados por el fuerto incremento de la materia prima”, se lamenta en declaraciones exclusivas a ARAL Digital Esteban Farrero, presidente-director general de Bimbo y máximo responsable de la división europea de Sara Lee. El ejercicio fiscal de la compañía se cerró el pasado mes de junio, con un incremento en las ventas del 3,1%, “cifra que supone un buen dato”, según Farrero. Sin embargo, “no hemos conseguido los beneficios que nos habíamos propuesto, debido a los incrementos de la materia prima, especialmente de la harina, que ha experimentado subidas superiores al 40%”.

Ante esta subida de precios, “nos hemos visto obligados a subir los precios en tres ocasiones durante este último año, acumulando un incremento total del 15%. Deberíamos haber subido un 6% adicional para compensar estos incrementos en el valor de las materias primas, pero hemos decidido no trasladar todos los costes al precio final”, comenta el responsable de Bimbo.

En la actual coyuntura económica, “el consumo de pan no ha descendido, ya que actualmente las ventas están registrando incrementos de entre el 2% y el 3% en volumen y entre el 5% y el 6% en valor”. Ahora bien, el mercado se enfrenta a un importante problema: “El traspaso de consumo de marca de fabricante a marca blanca, debido al diferencial de precios y a la elasticidad del consumo actual.

Ante la subida de tres puntos en la cuota de mercado, en valor, de la MDD, alcanzando ya el 33,3% en pan de molde, Esteban Farrero aboga “por el equilibrio entre las marcas y las marcas blancas porque redunda en beneficio tanto de la distribución como de la fabricación, que puede mantener los puestos de trabajo y puede invertir en I D i para que la categoría no se estanque por falta de innovación”.

Equilibrio e innovación es la receta que aporta Farrero. “Durante este año la innovación ha sido clave para hacer frente a la caída de volumen de ventas debida a la subida de precios. Para el presente ejercicio, la innovación continuará siendo nuestro principal dinamizador, especialmente en la categoría de pan”, anuncia el máximo responsable europeo de Sara Lee.

Finalmente, y tras casi un año como máximo ejecutivo de la división europea de Sara Lee, Esteban Farrero hace balance de su quehacer profesional: “Mis primeros diez meses al frente de la división europea de panadería y pastelería de Sara Lee han sido un gran reto. En primer lugar, he tenido que enfrentarme a un entorno de incrementos sustanciales de los precios de las materias primas; por otra parte, he encontrado una cultura empresarial muy distinta y he tenido que adaptarme a ella antes de pretender introducir algunos cambios”.