Estepa arranca una nueva campaña de producción de mantecados y polvorones en un año en el que el sector espera subir ligeramente del 3 al 5% los niveles de producción de 2018, con una fabricación de 22.000 toneladas, pudiendo incluso superarse, llegando por tanto a nuevo récord en la producción de dulces navideños, según indican.

En estos primeros meses, la producción se destina en su mayoría al mercado internacional, tratándose de productos, por tanto, no amparados por la IGP. Por delante un trimestre en el que se espera generar más de 4.500 puestos de trabajo, principalmente, femeninos (2.000 de forma directa y 2.500 indirectos - empresas de transporte, artes gráficas, envases, cartón, talleres mecánicos...-, procedentes de la industria auxiliar al sector del mantecado y el polvorón). El año en el que el Consejo Regulador iniciará el largo proceso para acreditarse en las tareas de certificación ante la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC)

De las 22 empresas del sector, 19 pertenecen al doble Consejo Regulador (3 no están incluidas y por tanto no alcanzan los estándares de calidad exigidos por Europa), trabajan desde el pasado 2 de septiembre para mantener los máximos conseguidos en los últimos años con una producción (concentrando el 75%-80% de sus ventas entre noviembre y diciembre) y unos estándares de empleo y calidad reconocidos por Europa con el doble sello que garantiza la excelencia, así como las certificaciones IFS, BRC y Halal.

Igualmente, como novedad, en esta campaña el Consejo Regulador, iniciará los trámites para la acreditación en ENAC (Entidad Nacional de Acreditación), “lo que supone una apuesta decidida por la calidad del sector; poder demostrar, en todo momento, la trazabilidad de los procesos productivos, garantizando que todos los procedimientos se realizan con las máximas garantías y cumplimiento de los estándares de calidad internacionales para este tipo de actividad”, destaca Eusebio Olmedo, presidente del Consejo Regulador IGP “Mantecados de Estepa” y “Polvorones de Estepa”.

Con un producto muy estacional, Estepa genera el 95% de sus ventas que se concentran entre octubre y diciembre a través de supermercados y tiendas especializadas, gran distribución, despachos y obradores. En los últimos años, el sector ha ido incorporando distintos formatos, proporciones, sabores, productos y surtidos para facilitar el consumo. La actividad se traduce en unos 70 millones de euros de facturación y es el principal motor económico del municipio. En 2019 continuará con la línea trazada para la dinamización de la exportación. Actualmente no llega al 10% del total de la producción, a pesar de los mantecados y polvorones de Estepa están presentes en todos los continentes.

El sector del mantecado continúa en evolución y trabaja para adaptar sus tradicionales y artesanales productos a las nuevas tendencias (productos sin azúcar, sin gluten, sin lactosa, ecológicos...) y hábitos de consumo de las nuevas generaciones. En esta línea, destaca el Mantecado de Estepa de Aceite de Oliva Virgen Extra, recomendado para veganos. Se trata por tanto de atender todas las necesidades, sin olvidar el origen pero con base en ingredientes más naturales que satisfagan la demanda de unos consumidores cada vez más exigentes. Igualmente se incidirá en la idea de ofrecer productos "más saludables", con menor porcentaje de materia grasa y de azúcares, siguiendo las recomendaciones de Sanidad.