Aral Digital.- La Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) ha cambiado, desde el pasado día 1 de enero, el mensaje de consumo responsable que aparece en todas las publicidades y comunicaciones comerciales de las empresas que componen la entidad. Así, la leyenda con la que que operaba hasta fin de año “Bebe con moderación. es tu responsabilidad”, ha sido sustituida por el nuevo mensaje “Disfruta de un consumo responsable”.

Con el nuevo mensaje, se pretende reforzar la conducta positiva del consumo responsable, así como aludir a la responsabilidad individual de cada uno en el consumo de bebidas alcohólicas. Esta nueva leyenda, según los test que se han llevado a cabo en su evaluación, transmite de forma clara, breve y sencilla el mensaje de que sólo a través del consumo responsable, se alcanza el disfrute de las bebidas espirituosas.

“La nueva leyenda quiere inculcar y reforzar una conducta positiva, como es la responsabilidad en el consumo de bebidas con contenido alcohólico, que es la que mantiene el 95,5% de los españoles”, asegura Jaime Gil Robles, director ejecutivo de FEBE, quien añade “hemos querido introducir el concepto de consumo responsable, que es el centro de todos los esfuerzos de la industria para el futuro, alrededor del cual giran ya muchas de nuestras actividades, que se verán ampliadas durante el próximo año”.

La leyenda se enmarca dentro del Código de Autorregulación Publicitaria de FEBE, creado en el año 1999, que se aplica a todas las empresas asociadas y que fue revisado y ampliado en mayo de 2006. Este Código, que supera y amplia los límites legales, somete a las empresas a un estricto sistema de control de sus mensajes comerciales. En este sentido, un comité de expertos de Autocontrol (entidad sin ánimo de lucro encargada de gestionar el sistema español de autorregulación publicitaria) es quien determina si un anuncio cumple con las normas del código, que van más allá de las propias limitaciones legislativas.

El contexto internacional y europeo ha demostrado que resultan extremadamente eficaces las iniciativas de autorregulación. Esta tendencia es la que está teniendo más éxito en Europa, y así lo demuestran las experiencias francesas, italianas, alemanas o británicas.

La publicidad, convenientemente autorregulada, es compatible y apoya la promoción del consumo responsable. En nuestro país, el incremento de la inversión publicitaria ha coincidido con un cambio de hábitos del consumidor donde éste es cada vez más responsable y moderado.