La Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (Fiab) está impulsando las nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia energética de las pymes agroalimentarias. De hecho, el uso de energía es un elemento fundamental para elevar la competitividad de las empresas. Éste es precisamente el objetivo del proyecto Sinergia: promocionar la transferencia de tecnología a las Pymes agroalimentarias en el área mediterránea.

Las actividades realizadas en el marco de dicho proyecto están financiadas por el Programa de Cooperación Transnacional –MED- y se desarrollan en siete regiones del eje mediterráneo donde la industria agroalimentaria es muy representativa (Italia, Francia, Eslovenia, Grecia, Albania, Croacia y España), proponiendo el uso de energías renovables y procesos innovadores más eficientes.

En el marco de la exposición internacional de Alimentación, Cibus, que se ha celebrado en Parma (Italia), se ha organizado un nuevo taller de trabajo sobre el proyecto en el que se han analizado las oportunidades y beneficios de las nuevas tecnologías en las pequeñas y medianas empresas a través de la exposición de casos de éxito a nivel internacional que ponen de manifiesto el papel de las tecnologías de vanguardia para ser más eficientes energéticamente y el uso de fuentes renovables.

Fiab se encuentra involucrada en tres de estos proyectos: Cool Save, cuyo objetivo es reducir el consumo de energía industrial en instalaciones de refrigeración mediante sistemas mecánicos por compresión de vapor; Biogas3, que promueve el aprovechamiento de los residuos agroalimentarios en instalaciones a pequeña escala para autoconsumo energético; y el proyecto GIST, que nació de la necesidad de gestión y monitorización medioambiental de los recursos humanos y económicos.