Aral Digital.- La Industria Española de Alimentación y Bebidas, representado por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas, FIAB, ha mostrado sus dudas ante la evolución de las políticas en materia de biocombustibles. Su principal inquietud se debe a que, a corto plazo, el desarrollo de esta nueva política está contribuyendo a crear disfunciones en el funcionamiento de los mercados, resultado lógico del surgimiento de una nueva industria energética que compite en determinados casos por la misma materia prima que la industria alimentaria.

Ante la difícil situación española, teniendo en cuenta que nuestro país continúa siendo tradicionalmente deficitario e importador neto de materias primas agrarias, entre las que destacan tanto los cereales como las semillas oleaginosas, para los que más del 40% del consumo se nutre de los mercados exteriores, la FIAB ha manifestado que su mercado se está viendo afectado no sólo por problemas de abastecimiento sino también por un aumento de los precios de la materia prima para la industria. Los costes de producción de alimentos básicos están aumentando y esto tendrá cada vez más una influencia considerable en el IPC y la competitividad de las empresas.

Pero la FIAB ha querido dejar claro que se encuentra a favor de una política energética equilibrada y con futuro, acogiendo favorablemente la Estrategia Europea sobre Energías Renovables, recientemente respaldada por el Consejo Europeo.

Asimismo, ha añadido una serie de alternativas sostenibles entre las que se encuentran la apertura de contingentes de importación a derecho nulo o reducido, o un mayor uso del tráfico de perfeccionamiento activo cuando así lo requieran las circunstancias, pueden ser alternativas factibles a corto plazo. También hace referencia a la necesidad de eliminar medidas de política agraria limitadoras para facilitar a los agricultores la producción de los cultivos energéticos y a la mejora de un esfuerzo investigador en lo que se refiere a cultivos aptos para la producción de bioetanol y biodiesel, entre otros puntos.