Francia ha prohibido la importación de cerdos y jabalíes vivos, semen, óvulos y embriones de porcino procedentes de España a causa de los diversos focos de peste declarados en varias regiones españolas.