AMDPress.- El grupo Freixenet baraja la posibilidad de adquirir por unos 450 millones de euros la compañía francesa Taittinger, que comercializa distintas marcas de champán como Taittinger, Bouvet-Ladubay y Domaine Carneros.

La división de champán y vino del grupo francés factura alrededor de 100 millones de euros y distribuye un volumen de negocio que ronda los 75 millones. Con la marca Bouvet-Ladubay produce ingresos de más de 12 millones de euros y destina la mitad de su producción de este champán a la venta a otros países. Por su parte, gracias a la marca Domaine Carneros, suma un volumen de negocio de ocho millones de euros.

Freixenet es el único grupo español que baraja la posibilidad de pujar por la compañía francesa. De hecho. La empresa ganaría peso internacional con esta adquisición y elevaría sus ventas actuales un 20%. En 2005 ha logrado un beneficio de 16,3 millones de euros, y sus ventas han llegado a los 518 millones.

El fondo de inversiones estadounidense Starwood Capital, que ahora pone a la venta Taittinger, adquirió el año pasado el grupo familiar francés por unos 2.800 millones de euros. La subasta se produce en un escenario marcado por una competencia internacional que va en aumento y una caída de los ingresos en el mercado francés.