Frime ha comprado el pasado mes de enero un terreno colindante a su nave de Arenys de Munt, donde construirá en este 2016 un nuevo frigorífico con una capacidad de 1.000mt a -20ºC y 300mt a -60Cº. En el nuevo frigorífico también se construirán salas de elaboración. Así sumaran al final del proyecto, 10.000m2 de frío y salas de elaboración.

Con esta apuesta, Frime se consolida en 2015 como referente del sector en Cataluña. Cerrando el año con un volumen de venta de 70 millones de euros, procesado 17.000 mt de pescado en 2015, contando con una plantilla de 200 profesionales y exportando a 32 países del mundo a diario.