Aral Digital.- J. García Carrión ha cerrado el ejercicio 2010 con una facturación de 650 millones de euros, lo que representa un 8,3% más que el curso anterior. Por su parte, el Ebitda se situó en 88 millones de euros en 2010, un 10% más que en 2009.

El aumento de los ingresos vino dado fundamentalmente por el crecimiento del mercado de exportación y de las marcas propias de la compañía. De hecho, las marcas propias han pasado a representar el 70% de la facturación, frente al 60% de 2009. El grupo incrementó sus ventas en todos los segmentos en los que opera, fundamentalmente en vinos con Denominación de Origen ( 35%), cava ( 74%) y zumos y néctares de fruta ( 44%).

Por su parte, el aumento del Ebitda fue motivado por el incremento de ventas de productos con mayor valor añadido, como vinos con D.O. y zumos exprimidos, lo que ha generado mayores márgenes. Esta mejora de la rentabilidad ha generado un beneficio después de impuestos de 24 millones de euros, un 7% más que en 2009.