Aral Digital.- El grupo alimentario estadounidense General Mills ha obtenido una facturación de 2.825 millones de euros en el primer trimestre de su año fiscal, lo que supone un incremento del 9% respecto al mismo periodo del año anterior. Parte de este incremento es atribuible a la “reciente adquisición de Yoplait” y a la buena respuesta de los consumidores al alza de precios, indica la compañía.

En el mercado doméstico americano, la empresa propietaria de firmas como 'Haagen Dazs' o 'Cheerios' ha elevado las ventas de los snacks un 17%, mientras que los cereales han incrementado su comercialización un 1%. En lo que a ventas en el negocio internacional se refiere, el crecimiento se ha cifrado en un 30%, impulsado, principalmente, por la demanda de cereales y de los helados 'Haagen Dazs'.

Por el contrario, el gigante de la alimentación ha cerrado su primer cuarto del ejercicio con un descenso de los beneficios netos del 14%, hasta totalizar 297 millones de euros. Del mismo modo, la compañía ha informado también de la caída experimentada por el beneficio operativo, en este caso, un 3%.

Desde General Mills comienzan a atisbar señales de crecimiento en algunas categorías de alimentación, en parte debido al aumento de los precios, y también como consecuencia de la atracción que sienten los consumidores por nuevos productos.