Aral Digital.- El centro de investigación de González Byass, CIDIMA, ha recibido el galardón Martínez Moreno. Convocado por la Universidad de Sevilla y patrocinado por la Fundación García-Cabrerizo, supone el reconocimiento de una trayectoria de más de 50 años dedicada a la investigación. El presidente de González Byass, Mauricio González-Gordon, recibió el premio de manos de Luis Onieva Jiménez, Vicerrector de Transferencia de Tecnología de la Universidad de Sevilla.

Entre los hechos sobresalientes que han hecho a González Byass merecedor de este premio se encuentra la Investigación por la promoción, desarrollo e innovación en los estudios de viticultura y enología en el marco de Jerez. Este premio, que hasta ahora se había concedido a instituciones y, en contadas ocasiones, a empresas privadas, supone el reconocimiento a una compañía pionera en este campo.

En su discurso, Mauricio resaltó la importancia que tuvo la visión de futuro de los químicos de aquella época, entre ellos su padre, Mauricio González-Gordon Díez, que tuvieron la audacia de crear el primer centro de investigación privado de España hace más de 50 años. Asimismo, alabó el equipo humano del que se rodeó para crear este centro, que comenzó su andadura de la mano de Justo Francisco Casas Lucas.

En esa época, González Byass dio un paso adelante en un sector donde la investigación y la aplicación de procedimientos científicos parecían una locura e, incluso, ir en contra de los procedimientos tradicionales que habían caracterizado las actuaciones anteriores.

Los trabajos del CIDIMA han sido, en ocasiones, realizados en colaboración con universidades, como las de Granada, Sevilla, Cádiz o la Politécnica de Madrid, y con centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Son más de 50 años de importante labor de investigación y proyección en forma de desarrollo e innovación en procesos de vinificación, fermentaciones, crianza, clarificaciones, identificación de componentes o estabilización de vinos y brandies. El clima de motivación interna y proyección al exterior, con participación en congresos y reuniones, complementan una excepcional labor.