Grefusa ha firmado una alianza con el grupo internacional Intersnack, con el objetivo de emprender nuevos proyectos tanto a nivel nacional como internacional.

Según explican desde la empresa fabricante de frutos secos y snacks de cereales, esta alianza forma parte del plan de crecimiento y expansión internacional que comenzó Grefusa hace tres años y que le permitirá potenciar sus diferentes marcas y productos en nuevos mercados, además de poder entrar en nuevas categorías.

Intersnack Group es uno de los principales fabricantes de snacks salados en Europa. Empresa privada con sede en Düsseldorf (Alemania) y 50 años de experiencia, el grupo europeo formado en 2008 fabrica productos de snacks en todas las categorías: frutos secos, patatas fritas, extrusionados y pellets, y productos horneados, entre otros. Intersnack, que el pasado año alcanzó los 2.500 millones de euros en facturación, emplea a más de 12.500 personas y actualmente está presente en 22 países, con presencia marginal en España.

En palabras de Agustín Gregori, consejero eelegado de Grefusa, "la alianza con Intersnack responde a tres grandes objetivos que tenemos como compañía: crecimiento, expansión y solidez. Este grupo es, sin duda, el partner perfecto para poder alcanzarlos. Esta alianza nos abrirá nuevas vías de negocio, pero también nos permitirá llevar a cabo proyectos apasionantes, uniendo fuerzas para afrontar los retos del sector y maximizando las oportunidades para seguir haciendo lo que más nos gusta: alimentos para disfrutar", afirma Gregori.

Por su parte, Maarten Leerdam, CEO de Intersnack Group, ha afirmado que "estamos muy contentos de formar parte de esta alianza con Grefusa, un partner fuerte en la Península Ibérica. Esta alianza supone una gran plataforma de colaboración para explorar capacidades y oportunidades por ambas partes y para fomentar el crecimiento en diferentes países europeos".

Grefusa facturó el pasado año 102,6 millones de euros, de los cuales el 5% provenían de sus ventas fuera de España. Esta nueva alianza, que supone una participación minoritaria en el accionariado de la empresa, va a permitir dar un paso más allá en la expansión de la compañía que prevé, en este nuevo contexto, aumentar las ventas en los próximos años. La transacción estará sujeta a la aprobación de las autoridades reguladoras pertinentes.